lunes, 8 de septiembre de 2014

LA MAGIA ES APTITUD

Esta frase me la repetía una y una vez una persona muy apreciada y hasta hace dos días nunca llegué a ver la razón de porque decía esto y la sabiduría que esconde la "aptitud". La magia se puede definir de muchas formas según la senda que se siga, pero se puede resumir en lo siguiente: la magia es energía, la magia es emoción, la magia es sentimiento, la magia es fe, la magia es poder, la magia es voluntad, la magia es sabiduría... pero la magia también es aptitud y actitud.

Cada vez que nos acercamos a nuestro altar para hacer un hechizo, ritual, ofrendar a los dioses o rendir culto, la aptitud es importante ya que estamos ejecutando un acto sagrado, porque para el Mago/a y/o Sacerdote/isa la Magia es sagrada. Hay que cambiar el chip cuando vamos a relizar magia y entrar en un estado totalmente diferente, existen muchas técnicas para entrar en un estado mágico pero creo que lo más importante es distinguir lo sagrado de lo profano... y cuando estamos delante de nuestro altar estamos ante lo sagrado.



La Magia es Energía: movemos las energías para conseguir un objetivo o una finalidad deseada.

La Magia es Emoción: tenemos que vibrar y estar en sintonía con aquello a lo que estamos llamando y con el tiempo ser capaz de emocionarnos.

La Magia es Sentimiento: los sentimientos mueven el mundo y en la magia también. Si queremos realizar un hechizo de amor y si estamos enamorados vibrará mucho mejor que sino lo estamos. Si estamos defendiendonos tenemos que tener una aptitud de defensa ante los ataques y no acobardarnos. Tenemos que dejarnos guiar por nuestros sentimientos y ponerlos en el ritual.

La Magia es Fe: si no ponemos fe en lo que hacemos, o si no tenemos fe en nuestras deidades de poco nos vale la magia. Al menos hay que tener fe en uno mismo.

La Magia es Poder: el poder que nos confiere el conocer y poder manejar las energías y "manipularlas" para obtener nuestros deseos o atraer aquello que queremos.

La Magia es Voluntad: ya viene una de las palabras que el aspirante a mago habrá escuchado una y otra vez... la voluntad, voluntad aqui, voluntad allá... pero todos se preguntan ¿qué es realmente la voluntad? Es capacidad de querer hacerlo y de que lo haces bien y que tu de aqui no pasas, yo lo compararía con la "chulería" ante una persona. Cuando el Mago se enfrenta a una entidad de otro plano no puede titubear, no puede mostrarse débil y tiene que tener una voluntad de hierro, porque si no cuenta con la voluntad las cosas pueden salir bastante mal. Y sí la voluntad puede entrenarse.

La Magia es Sabiduría: para hacer magia tenemos que conocer la naturaleza de porque hacemos magia, las energías que movemos, las correspondencias que utilizamos, y saber todos y cada uno de los "porques". El encender una vela y decir una oración muy bonita no sirve para nada, sino sabemos el porque lo hacemos, el porque encendemos una vela, el porque recitamos esas palabras... la magia es fácil pero implica mucho conocimiento.

La Magia es Aptitud: para el Mago o Sacerdotisa la magia es algo maravilloso y se tiene que entrenar a diario. No hay que estar todos los días haciendo grandes rituales, pero la vida es magia y el mundo es mágico, se pueden hacer pequeños actos mágicos sin que implique grandes esfuerzos. Además, el entrenamiento mágico es muy importante y tiene que hacerse a diario, aunque solo sea 1 hora al día de meditaciones, visualizaciones, todo lo que sea entrenar las facultades mágicas para la hora del encuentro con lo divino y así aprender a desenvolvernos en la magia.

Aleister Crowley

La Magia para mi es todo esto, es ser capaz de arrodillarme delante de mi altar, sentir la energía de la divinidad, emocionarme hasta el punto de llorar con su presencia, sentir y vibrar con mis sentimientos, tener fe para con ella, tener la voluntad necesaria para que me ayude a cumplir mis objetivos y poseer la sabudría necesaria para ejecutar correctamente el ritual... pero la Magia es aptitud, es tener una forma de ver el mundo diferente a cualquier otra persona, sentir la magia en todas partes y entrenar las capacidades que se van abriendo u otorgando a lo largo del sendero. Muchas personas me preguntan como ves esto, como sabes aquello, como porque etc... y ahora puedo decir la Magia es Aptitud y no es cosa de un día. Miro hacia atrás y si hago un recorrido hasta llegar a donde he llegado, ha sido un trabajo duro, dificil y diario...