domingo, 23 de febrero de 2014

¿QUÉ SIGNIFICA SER SACERDOTISA O SACERDOTE DE ISIS? LA RESPONSABILIDAD DE ADQUIRIR CONOCIMIENTO


Autora: Isadora Forrest
Traductora amateur: Arabela Jade

(CON AUTORIZACIÓN Y CONSENTIMIENTO DE LA AUTORA)



La responsabilidad de adquirir conocimiento y experiencia

Hay un dicho en la tradición esotérica iniciática occidental que parece particularmente apta para las Sacerdotisas y Sacerdotes de Isis: “Deseo conocer para poder servir”. Esto no quiere decir que estemos involucrados en nuestro sacerdocio simplemente porque seamos codiciosos por los secretos o por el estatus. Esto significa que buscamos el conocimiento tanto como podamos servir mejor a la Diosa, a nuestra comunidad y a nuestro mundo.

Puesto que el servicio sacerdotal es esencialmente sobre proporcionar, y mejorar nuestro propio conocimiento base y experiencia también significa que tenemos algo de valor para dar.

Conocimiento

De hecho, siempre se ha esperado de las sacerdotisas y sacerdotes que tengan un conocimiento especial, por ejemplo saber como dirigir adecuadamente los ritos requeridos para crear y mantener una relación con Isis. Pero el aprendizaje de la devoción sacerdotal va mucho más allá de todo eso, también. El filosofo griego Porfirio, en su obra “La Abstinencia”, parafrasea las observaciones del filosofo estoico Chareremon sobre el sacerdocio egipcio.

Pero ellos dividieron la noche en la observación de los cuerpos celestes, y algunas veces los devotos tomaban parte de los oficios de purificación, y distribuían el día en la adoración a los Dioses, en función de los cuales ellos celebraban con himnos tres o cuatro veces en la mañana y en la tarde, cuando el sol está a media altura y cuando se oculta en el oeste. El resto de su tiempo lo dedicaban a especulaciones aritméticas y geométricas siempre esforzándose para hacer algún nuevo descubrimiento, y en pocas palabras, continuar ejercitando sus habilidades. En las noches de invierno también, estaban ocupados el algunos empleos, siendo vigilantes comprometidos con la actividad literaria...” (Porfirio, La Abstinencia, Libro 4, sección 8).



Por consiguiente, siendo una sacerdotisa o sacerdote significa no solo conocer los ritos apropiados, sino también perseguir el conocimiento de todo tipo, tratando de hacer siempre “un nuevo descubrimiento”. No cabe ninguna duda que se sigue enseñando en los Templos Egipcios. De hecho, este fue un conocimiento para un grupo muy selecto de personas. Aún se instruyó el trabajo del sacerdocio tanto como ellos podían ser más efectivos en sus servicios en representación de Egipto y su gente como un todo.

Los Misterios, tales como los Misterios de Isis o los Misterios de Eleusis estuvieron abiertos a un grupo de personas, siempre y cuando tu pudieras permitirse el viaje y otros gastos. Aquí, también, se esperaba que las sacerdotisas y los sacerdotes quienes oficiaban tuvieran un conocimiento y comprensión especial. Así como, que compartieran esa información con los iniciados.

Esto era, en parte, por este conocimiento especial que uno emprendiera los ritos mistéricos. Los iniciados podrían esperar la revelación de ciertos secretos en relación con las Deidades de los Misterios. Ellos deberían de aprender sobre nuevos aspectos de las Deidades o ser enseñados sobre los secretos de los mitos y los rituales. A muchos le era dada una importante información sobre como asegurarse una vida más feliz en el más allá, como lo fueron los iniciados Orficos quieres eran instruidos en el correcto florecer desde como beber en su jornada hacia el renacimiento. De hecho, esto fue comúnmente esperado por las sacerdotisas y sacerdotes de los Misterios guiando a sus discípulos hacia el conocimiento.



Puedes recordar la iniciación que en la historia de la iniciación de Apuleyo en los Misterios de Isis, le eran mostrados ciertos libros (supuestamente en jeroglíficos) que contenían las instrucciones para su preparación en la iniciación. En realidad uno de los epítetos de Isis es la Señora del Libro. En la alegoría de Oxyrhynchus dice, que Ella fue llamada Entendimiento en la ciudad de Apis, e Isis siempre ha sido una Señora de la Sabiduría. Isis es una Diosa que fomenta el aprendizaje y la sabiduría en sus devotos, y especialmente en sus sacerdotisas y sacerdotes.

Alas, moderno Isíaco no han tenido grandes templos donde estudiar o establecer los Misterios de nuestra Diosa a la que servir.



Como es nuestro camino en general, nuestro curso de estudios en Su honor debe ser más individualizado. Como una sacerdotisa o sacerdote de Isis, hay cosas que nosotros debemos conocer. Tanto como sea posible, debemos de conocer la historia de Su veneración, como la gente que la honró en el pasado, lo que ellos pensaron y dijeron sobre Ella. Esta es una de las razones por lo que escribí el libro Magia de Isis. Para ser Su sacerdotisa, necesité conocer todas estas cosas; y entonces necesité pasar el testigo a ellos. Esta fue una de Su tarea para mi. La obtención de ese conocimiento formó una gran parte de mi entrenamiento personal. Aún así, hay mucho sobre relatos de eruditos sobre Isis fuera en el mundo y todavía yo descubro cosas nuevas sobre Ella y como gente la ha relatado a través de la historia. Intento compartir estos nuevos descubrimientos aquí en el Isiopolis.

Como una sacerdotisa o sacerdote de Isis, probablemente tu estarás en una posición de ser influenciados por otros. Si estás enseñando, necesitarás tener algunos conocimientos bajo control para ser capaz de enseñarlas. A medida que tus estudiantes aprenden, tendrás que continuar aprendiendo tanto como puedas siempre que tengas algo nuevo que enseñarles. Si nosotros no seguimos aprendiendo, llegamos a ser como recipientes vacíos, no sólo por los estudiante sedientos nosotros tenemos el privilegio de enseñar, sino también para nosotros mismos. Para conservar nuestra energía intelectual y espiritual fluyendo, debemos seguir aprendiendo.

Y la Experiencia

Pero “el libro del aprendizaje” es sólo uno de los caminos de conocimiento sacerdotal. La otra es la experiencia. Esto significa que debemos desarrollar nuestra relación personal con Isis, debemos experiementarla. Esto es un tipo sutil de aprendizaje, es diferente para cada persona. Y aún así, hay cosas que se comparten. Son estos sutiles puntos en común que nos permite saber que estamos conectando con Isis especificamente.

Esto es aún más difícil cuando se trata de Isis, porque Ella es una gran diosa. Ella tiene muchos, muchos aspectos diferentes y sacerdotisas y sacerdotes que pueden conectar con esos aspectos diferentes. Aún así, hay un sentimiento comunitario. Estoy verdaderamente segura que si tu conectas con Isis como la Gran Madre y yo conecto con ella como la Gran Maga, y nosotras compartimos la una con la otra nuestros sentimientos, con Sus sacerdotisas sabríamos que ambas estaríamos experimentando a Isis.



En el gran diseño de las cosas para explicar, esto no ayuda mucho ¿verdad?. Aún así esto es lo que hace la experiencia. Como una sacerdotisa o sacerdote de Isis deberías ser capaz de revelarlo. Desde otro punto de vista, no podemos dejar que nuestro conocimiento experimental sea usado para negar la experiencia de otra persona, incluso si no estamos de acuerdo con ello, o alimenta nuestro propio ego porque nosotros tenemos la respuesta “verdadera”. Nuestra experiencia debería ser usada para guiarnos, y solo con el permiso del guía (como una relación de enseñanza).

La blogesfera pagana recientemente ha sido iluminada con una buena introspección acerca de la Naturaleza de lo Divino y nuestra relación con lo divino. Esto es muy excitante que nosotros hemos crecido en la medida en que es tiempo de tener estas discusiones, ojalá pudiéramos tenerlas sin tantos muchos argumentos.




Nuestras experiencias como sacerdotisas y sacerdotes de Isis nos conducirán a encontrar nuestras propias respuestas. Nuestras experiencias pueden añadir valor en el desarrollo de la discusión sobre la naturaleza de lo Divino y nuestra relación con Ello. Nuestra experiencia debe ser usada para guiar a otros como los que empiezan en sus propio camino y hasta que encuentren sus propias respuestas. Pero debemos de usar nuestras experiencias inteligentemente. El desarrollo de esa sabiduría es parte de nuestro Trabajo como sacerdotisas y sacerdotes de Isis.



Otros artículos de la serie ¿Qué significa ser Sacerdotisa de Isis?

Sirviendo a la Diosa 
El Arte Ritual