domingo, 29 de diciembre de 2013

LA DIOSA ISIS A TRAVÉS DEL TAROT DE CROWLEY


"Soy todo lo que fue, todo lo que es y todo lo que será. 
Y mi velo jamás fue corrido por ningún mortal."

Hace algunos años relacioné a la diosa Isis con el Arcano de la Sacerdotisa pero hoy en día, que he ido profundizando, la diosa Isis es mucho más. Ella es la de los 10 mil nombres, una diosa que fue absorbiendo a otras diosas y evolucionando a través de la historia y las diferentes culturas hasta nuestros días en distintas vertientes.  La diosa Isis la podemos encontrar en varios arcanos del Tarot pues ella es tan compleja como la herramienta misma, y observamos su energía en las diferentes cartas y barajas. Vamos a estudiar la energía de Isis a través del Tarot de Crowley.

Arcano II. La Sacerdotisa



A primera vista si observamos esta imagen del tarot de Crowley, podemos ver algunos de los elementos de la diosa Isis más moderna con el velo que cubre su rostro, pero también tiene el tocado con cuernos de Isis del Antiguo Egipto y está sentada en el trono, no olvidemos que el nombre de Isis significa trono, por tanto este arcano es todo lo que la diosa Isis significa.
Astrológicamente se identifica con la luna y vemos que tiene 7 lunas tras ella formando el velo de Isis, pero a su vez, con sus brazos, también en forma de media luna, borda un velo entre ella y el mundo, concretamente el velo que nos separa de ella y de sus misterios.
Isis guarda la sabiduría oculta, los misterios isiácos de la antigüedad, por tanto representa la iniciación del ser humano que se acerca a ella.
La sacerdotisa representa todo lo que es femenino del Universo, o lo que es femenino de la divinidad universal y es el pilar del inconsciente entendido como todo aquello que se oculta ante nosotros.
Isis contiene a todas las diosas y a través de ella podemos empezar a desvelar los misterios que ella guarda bajo el velo del espíritu. También representa lo virginal que nos abre los misterios al siguiente arcano, la emperatriz.

Arcano III. La Emperatriz



Este arcano representa a la Gran Madre Universal y a todo lo que es fértil. Isis desde Egipto a sido considerada como tal, y cuando subía el nivel del Nilo para hacer la tierra fértil, se decía que Isis lloraba y eso provocaba la subida del río.
Anteriormente, estudiamos el sincretismo entre Isis y otras diosas como Hathor y Afrodita, que ocupaban el terreno de la fertilidad, sexualidad y amor. Isis cuando busca a Osiris crea un falo con su magia para fertilizarse y tener un hijo divino Horus, por tanto es un campo de acción relacionado con ella.
La Emperatriz es la carta del Amor Universal, como el amor que tiene Isis hacia la humanidad, y si nos fijamos en el tarot de Crowley, el tocado de la Emperatriz siguen siendo los cuernos pero el velo es menor. Ella sujeta el loto de Isis que representa la energía pasiva de la mujer y une la sabiduría de planos superiores con nuestro plano, es decir, empezamos a comprender los misterios naturales a través de la naturaleza misma. Las lunas pudieran representar a las dos caras de Isis (Isis Neftis) pues la Gran Madre es creadora y destructiva son las dos caras de la naturaleza.

Arcano V. El Hierofante



Quizás es un poco raro encontrar la imagen de Isis en este arcano, pero en este tarot la encontramos como parte central de la carta. Isis es la iniciadora de los misterios e introduce el pilar inconsciente en el pilar consciente debido a la naturaleza masculina del Sacerdote. Ella con su espada ilumina la parte masculina y da la luz a Horus el hijo de divino, que es el corazón del Hierofante. El Sacerdote guarda las llaves del conocimiento, pudiera ser que se tratase del conocimiento por grados en las diferentes órdenes ocultistas y bendice al iniciado a estudiar los misterios de una forma más ordenada, enlazando el macrocosmos con el microcosmos. En la mano donde podemos intuir que se trata de una llave o varita, encontramos tres anillos que representan la triada Isis, Osiris y Horus.
El fondo de la carta es negro, porque los misterios se ocultan en la noche y las caras que enmarcan a la carta son los guardianes de los diferentes santuarios o niveles de conciencia.

Arcano VI. Los Enamorados



A primera vista nos llamará la atención la figura centrar velada, pudiendo ser la diosa Isis que teje los misterios del mundo terrenal y la dualidad de este, siendo la iniciadora y la creadora del Mundo.
Vemos la dualidad, hombre mujer, blanco y negro que interaccionan y se superpone, se cambia, evoluciona y crea. El cáliz y la espada, sujetos por el hombre y la mujer representa el matrimonio sagrado, que contiene todos los elementos necesarios para crear el mundo aunque no seamos conscientes de las fuerzas ocultas que se encuentran tras el velo de Isis, quizás es un acercamiento al huevo cósmico y a Isis como diosa ave. O por otra parte representa la conjunción entre la sabiduría consciente e inconsciente de la Sacerdotisa e Hierofante.

Arcano XII. El Colgado



Sin lugar a dudas el colgado representa la muerte de Osiris y el luto de Isis (Isis Neftis) para morir y renacer en Horus. En otros términos, el colgado representa el paso de neófito a adepto ya que se relaciona con el elemento agua o con el agua/sabiduría espiritual.
Osiris muere pero puede ser un auto-sacrificio, Isis llora su muerte y pasa de energía pasiva a energía activa ya que busca a su amado esposo y reconstruye su cuerpo para fertilizarse, reflejándose en el color verde de la carta.
Si observamos la forma del hombre colgado, el ank y el río puede significar el conocimiento supremo que baja a nuestro plano fluyendo por las aguas espirituales, siendo quizás el conocimiento velado por Isis. Aunque no se trate de una iniciación completa, si es el primer paso de la misma, ya que la iniciación sería el conjunto de cartas Ahoracado, Muerte y Mundo.

Arcano XVII. La Estrella



La Diosa Isis se identifica con la estrella Sirio, aquella que marca el renacer y donde Isis se convierte en la diosa celestial. Los Egipcios identificaron a Sirio y Orión con los dioses Isis y Osiris, y cuando Sirio (Isis) aparecía de nuevo marcaba el renacer del mundo, pues esta estrella se ocultaba durante 70 días y cuando aparecía se producía la inundación del Nilo, e Isis fue la llamada la señora del año nuevo.
Uno de los símbolos de Isis son las jarras de pico, y en la carta observamos como recoge las aguas espirituales y riega al mundo con ellas creándose un ciclo de sabiduría. También puede representar la leche como símbolo de la fertilidad y la autorenovación. Ella emite su conocimiento oculto aunque esté velado, pero aquí ya no existe el velo pues ya ha ocurrido la iniciación y el adepto ha rasgado el velo en la superficie. Aunque no seamos consciente de la parte femenina universal siempre ha estado ahí oculta ante nosotros y evolucionando con cada cultura.

Arcano XVIII. La Luna



La luna es la entrada al Templo de Isis, la puerta para estudiar todos sus misterios y tiene un fuerte nexo de unión con la carta de la Sacerdotisa que astrológicamente es representada por la Luna. Aquí hemos sidos invitados a penetrar al Templo para conocer los misterios isiácos u ocultos que solo se dan en la oscuridad de la noche. También es el umbral de la vida y de la muerte cuya puerta es custodiada por el dios Anubis. Si tomamos a Isis y Neftis como la dos caras de una misma diosa, aquí Neftis es donde más se manifiesta siendo la parte oscura de Isis. Neftis es la oscuridad, lo invisible, la muerte y lo oculto, la que habita en los desiertos para ayudar a los difuntos a pasar al otro lado. Ella nos guía en la noche oscura del alma, en el enfrentamiento con nuestra sombra para renacer.

Arcano XIX. El Sol



Si Neftis es la oscuridad y Isis es la luz representada por el Sol, como dijimos anteriormente Isis y Neftis que son hermanas en la mitología egipcia, puede considerarse una sola diosa con las dos caras, como vimos en la Emperatriz. Isis crea y destruye como la Gran Madre que es y si vemos en esta carta, vemos dos figuras que se reconcilian en la luz, pues la luz necesita a la oscuridad. También podemos identificar a este arcano con Horus como dios solar, nacido de Osiris e Isis que significa el renacimiento y la superación de nuestro lado oscuro o la integración del mismo.

Arcano XX. El Aeón



En algunas tradiciones herméticas, Isis es la iniciadora de los misterios y Horus el iniciado, este es el renacimiento el que completa la triada de los misterios y el que aprende las enseñanzas que Isis oculta tras su velo.
Si analizamos la carta vemos a la diosa Nut (diosa del cielo) y al dios Geb (dios de la tierra) que enmarcan esta carta. Horus se encuentra dentro de un huevo de fuego que significa el renacer, el que cambia lo establecido y se venga de su padre. La mujer blanca podemos intuir que es Isis que nos indica que guardemos silencio ante sus misterios como lo hacían en la antigüedad los iniciados.

Bibliografía y webs.

"El libro de Thot" de Aleister Crowley
"La Magia de Isis" de Isadora Forrest
"Las Enseñanzas de Isis a Horus" de Hermes Trimegisto
http://www.hermeticum.info/sp/symbols.html
http://www.ice9art.com/ice-9-art-the-book-of-thoth/
http://www.egiptologia.org/mitologia/panteon/neftis.htm